Telefóno: 15.4423.4820 / 011-4257-0434 / 011-4253-9157

El valor de verificar dónde y qué comprar

Desde la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se considera que "la seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen acceso en todo momento a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para cubrir sus necesidades nutricionales y las preferencias culturales para una vida sana y activa".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se producen 1700 millones de episodios de diarrea que ocasionan más de un millón de muertes anuales en menores de 5 años. Se calcula que, según los países, del 15 al 70% de esos casos son causados por alimentos contaminados. Según la OMS, las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA) constituyen uno de los problemas de salud más relevantes.

En la actualidad se reconocen más de 250 ETA cuya causa puede ser infecciosa o tóxica. Los contaminantes pueden ser parásitos (triquinosis), virus (hepatitis A) y bacterias, entre otros. También las toxinas de algunas bacterias pueden causar enfermedad (botulismo). En los últimos años, en el mundo, se presentaron brotes ocasionados por patógenos emergentes (Cronobacter sakazakii) y reemergentes (Vibrio cholerae) que pusieron de manifiesto la fragilidad de los programas de control de alimentos para prevenir las ETA.

Los alimentos pueden contaminarse en el proceso de producción, manipulación o almacenamiento. Para evitar esta contaminación se deben implementar programas basados en buenas prácticas de higiene y manipulación, como también procesos operativos y estandarizados de sanitización. Para obtener alimentos seguros es fundamental que el ambiente en el cual se procesan y manipulan sea seguro. En el mismo orden de importancia se encuentran los manipuladores de alimentos.


El Código Alimentario Argentino es el marco legal para la regulación de los alimentos, condimentos, bebidas o sus materias primas y los aditivos alimentarios con que se elaboren, fraccionen, conserven, transporten, expendan o expongan, así como a toda persona, firma comercial o establecimiento que lo haga en todo el territorio argentino.

Como consumidores, debemos asegurarnos que los comercios donde realizamos las compras o los restaurantes que frecuentamos se encuentren habilitados. Además es recomendable verificar la rotulación de los alimentos y evitar consumir aquellos que no hayan sido aprobados y verificados por la autoridad sanitaria competente.

El autor es Integrante de la Red de Seguridad Alimentaria (Conicet). Nota Publicada en el Diario La Nación día 25/05/2015.